18 de mar. de 2010


Video Resumen Visita de Don Bosco en Bolivia


Decimoséptimo (y último) día: miércoles 17 de marzo


Aproximadamente a las nueve de la mañana, la urna de Don Bosco llegó al estrecho de Tiquina. Allí fue recibida con honores por los soldados y oficiales de la Naval acantonados en esa zona. Una vez bajada del camión fue trasladada a la barca militar en la que cruzo el lago Titicaca para pasar a la otra orilla del estrecho. Una vez allí, en el patio del regimiento se celebró una breve liturgia y se rindieron los homenajes correspondientes. La banda del colegio Don Bosco y estudiantes y docentes de la Universidad Salesiana conformaron la caravana que acompañó desde allí el recorrido.

En Copacabana el recibimiento fue extraordinario. Ya desde la entrada el párroco del santuario, P. Félix Apaza, franciscano, recibió y dio la bienvenida a Don Bosco y a la caravana que lo acompañaba. También se encontraba presente el P. Vicente Santilli, inspector del Perú, acompañado por otros salesianos de esa inspectoría. Desde allí se partió en procesión hacia la plaza principal del pueblo. En el recorrido, todo adornado por alfombras de flores artísticamente elaboradas, participó muchísima gente que se volcó a las calles para saludar y rendir su homenaje al Santo fundador de los salesianos, incluidos el Alcalde Municipal, el Presidente del Concejo Municipal y otras autoridades. Al final, entró en el Santuario de la Virgen de Copacabana, que inmediatamente se llenó por todas las delegaciones de jóvenes y miembros de la Familia Salesiana que llegaron de todas partes del país. Presidió la eucaristía el obispo salesiano de El Alto, mons. Juárez y fue concelebrada por una treintena de sacerdotes, la gran mayoría, salesianos de la inspectoría boliviana. En un gesto emotivo y particular, todos lo salesianos fueron invitados alrededor de la urna para renovar la profesión religiosa. Luego el P. Inspector de Bolivia despidió con emotivas palabras a la urna y se la entregó al P. Inspector del Perú. La Alcaldía de Copacabana entregó a los salesianos un reconocimiento oficial declarando a San Juan Bosco, Huésped Ilustre de la población.























































Finalmente, en la población fronteriza de Yunguyo,  se dio la despedida a la reliquia de San Juan Bosco que visitó nuestro país por 17 días, y que partía de esa manera para iniciar su periplo por la hermana República del Perú.

¡Gracias, Don Bosco, por haber estado con nosotros, por haber visitado nuestras casas, por habernos animado y hecho vibrar en el carisma salesiano y por haber traído la bendición de Dios a tu paso por esta tierra boliviana!
DMACT

17 de mar. de 2010


Décimosexto día: martes 16 de marzo


La urna de Don Bosco recorrió hoy algunas comunidades del altiplano paceño:

Camino a Tiquina la urna hizo dos paradas donde esperaban alumnos y profesores de las unidades educativas de Corqueamaya y Yaurichambi.
Achacachi: a diez minutos de la llegada, una caravana de ciclistas acompañó al camión de la urna hasta la entrada del pueblo, en donde esperaba un grupo de niños que dieron la bienvenida a Don Bosco con sus banderas y cantos. En la puerta de la iglesia parroquial empezó la procesión encabezada por las autoridades locales, que se dirigió al estadio, una vez que allí, fue recibida por los alumnos de todas las escuelas EPDB de la localidad: Plancarte, Kanapata, Barco Belén, Chijipina Chico. Allí dieron su saludo oficial el párroco de Achacachi, el Alcalde Municipal, el obispo de El Alto y todo el Consejo Inspectorial. Se presentaron varios números folklóricos y musicales. Dos niños ofrecieron a Don Bosco el tradicional poncho rojo y el lluch’u (gorro de lana). Al final se dio la posibilidad de acercarse  tocar y venerar la reliquia. 










En la tranca de la zona, a pedido de los militares que la custodian, la urna hizo una brevísima parada para recibir sus oraciones y devoción.
Se hizo una breve parada en la comunidad de Sotalaya, cercana a Ancoraimes, allí los niños y jóvenes de la unidad EPDB 6 de junio recibieron con entusiasmo a la urna y expresaron en aymara su cariño y agradecimiento a Don Bosco por estar presente en medio de ellos.
En Santiago de Ockola, con un precioso trasfondo del lago Titikaka, la urna fue descendida y recibida con k’antus tradicionales y prácticamente todas las personas de la comunidad. Se hizo la oración a Don Bosco y también la gente tuvo la oportunidad de tocar la reliquia de San Juan Bosco.








A pocos minutos de ahí, se llegó a Carabuco; en la entrada esperaba la banda del colegio y luego la banda de la Naval. En la iglesia colonial del pueblo, abarrotada de fieles, se celebró una solemne eucaristía presidida por mons. Juárez. 








Pasado el mediodía la urna llegó a la entrada de Escoma, e inició el descenso hacia el pueblo acompañada de una masiva concentración de gente y movilidades. Una vez llegados a la plaza y transportada la urna al templo, la gente del pueblo y de los alrededores se concentró en el atrio en donde se ofreció el tradicional aptap’i (banquete andino) en el que todos compartieron la alegría de tener a Don Bosco cerca. A las cuatro y media de la tarde inició la eucaristía también celebrada por el obispo. Luego se expuso la urna a la veneración de los devotos, lo que se prolongó hasta entrada la noche. 



15 de mar. de 2010


Décimo quinto día: lunes 15 de marzo


El colegio Don Bosco de La Paz despidió a Don Bosco en la madrugada de hoy. Al poco tiempo se llegó al Seminario Mayor San Jerónimo; allí, mons. Aparicio, el Padre Rector, los formadores y los jóvenes seminaristas celebraron una breve pero profunda oración en honor del Santo de los jóvenes. En un determinado momento, el P. Corona trazó una semblanza de Don Bosco como seminarista y sacerdote diocesano. Todo concluyó con la bendición impartida por el P. Inspector.











 




Luego llegó a Achachicala para visitar nuevamente la Universidad Salesiana. Allí fue recibido con petardos y el entusiasmo de los estudiantes. Después de las palabras de saludo y de algunos números folklóricos, entre los que destacó la demostración de los kusillos de la carrera de psicomotricidad, el P. Longo, ex rector, celebró la eucaristía ante la asistencia masiva de toda la comunidad universitaria.


Montada en el camión grúa, la urna llegó a la ciudad de El Alto, más concretamente a la catedral ubicada en la zona de Collpani. Allí, el obispo, mons. Juárez y un importante número de sacerdotes de la diócesis, celebraron una solemne eucaristía con la alegría de contar con la reliquia del copatrono de esta circunscripción eclesiástica. Después de la ceremonia, la Alcaldía de El Alto entregó, mediante ordenanza municipal, un reconocimiento al obispo por la labor desarrollada en esta ciudad.










La última visita del día de hoy fue el Instituto Técnico María Auxiliadora, ubicado en la zona de Villa Esperanza. Durante toda la tarde los diversos cursos del Instituto participaron con bailes y demostraciones culturales para homenajear a San Juan Bosco.  

14 de mar. de 2010


Décimocuarto día: domingo 14 de marzo


La fiesta con Don Bosco continuó durante todo el día en el primer colegio salesiano de Bolivia. Durante la mañana se realizó el festival de música de primaria. Todos los alumnos y sus profesores expresaron con sus bailes y coreografías su adhesión a este importante evento. Paralelamente se celebraron tres eucaristías dominicales en la iglesia parroquial
Alrededor de las once y media de la mañana, la urna fue trasladada a la Basílica de María Auxiliadora acompañada por la banda estudiantil y alumnos. Hizo su ingreso solemne y luego comenzó la eucaristía, presidida por el Señor Nuncio Apostólico y concelebrada por varios sacerdotes salesianos.
Durante el resto del día se fueron alternando varias celebraciones en las que participaron las fuerzas vivas de la familia salesiana y de la parroquia: exalumnos, unidades escolares EPDB, comunidades neocatecumenales, ADMA, etc.
Las visitas y veneración de las insignes reliquias se prolongaron hasta la medianoche con gran afluencia de devotos y amigos de Don Bosco. 

































13 de mar. de 2010


Trigésimo día: sábado 13 de marzo


Pampahasi: la urna llegó a las siete de la mañana a la Parroquia Domingo Savio. En el recorrido ya la estaban esperando los estudiantes de los colegios Don Bosco y Feletti y mucha gente de los alrededores. En el colegio se realizó un sencillo momento de oración con toda la comunidad educativa, luego se dirigió a la cancha Venus para celebrar el momento central de la visita. La Liturgia de la Palabra fue dirigida por mons. Oscar Aparicio y animada por el conjunto musical de la parroquia y la banda del colegio. 










Catedral Castrense de Irpavi: a media mañana mons. Gonzalo del Castillo, obispo castrense de Bolivia, recibió en su catedral a la urna de Don Bosco. La solemne bienvenida fue realizada por cadetes pertenecientes al Ejercito, Naval y Policía Nacional. También un buen número de fieles se congregó para orar delante de los restos de Don Bosco.









Calacoto: El Instituto Domingo Savio a la cabeza de su director, P. Severino Laredo, esperó y acompañó la urna desde el cruce a Irpavi hasta el ingreso al coliseo del colegio. Allí con el escenario lleno de alumnos y muchos padres de familia se celebró la eucaristía presidida por el P. Inspector. Se notó mucha participación y cariño para con Don Bosco de parte de toda esta hermosa Comunidad Educativa.










Obrajes: la comitiva hizo una breve parada para visitar el kinder dirigido por las Hijas de María Auxiliadora. Allí se tuvo la grata sorpresa de encontrar al señor nuncio apostólico, mons. Giambattista Diquattro, quien presidió la oración preparada por las hermanas y profesores. Los pequeños junto con sus padres rindieron un ferviente y hermoso homenaje al Santo de los niños y jóvenes.









Nunciatura apostólica: otra breve pero significativa visita, esta vez al representante del Santo Padre en Bolivia. En los jardines de la embajada se organizó una liturgia que contó con la participación de varias personas invitadas y en la que el señor nuncio expresó su devoción y aprecio por Don Bosco y su obra en Bolivia.



Colegio Don Bosco: a la altura del hotel Radisson, la banda estudiantil del colegio esperó a la urna y desde allí la escoltó hasta la entrada del colegio. El recibimiento fue masivo y muy entusiasta. Una vez en el patio, fue subida mediante un montacargas hasta el nivel del coliseo cerrado Don Bosco. Allí, una ve instalada, la urna recibió los saludos de bienvenida correspondientes y se dio inicio al gran festival folklórico de secundaria que duró prácticamente toda la noche. Paralelamente, en el patio, el oratorio salesiano organizó actividades de canto y animación.